3 ene. 2017

Menuda suerte

El típico patoso
las llaves y el móvil por el hueco del ascensor.

El idiota vocacional
el culo de la caja desfondada en la mudanza,
el reloj de cuco de la abuela destrozado.

El gafe reincidente
que se rió del jefe mientras estaba detrás escuchando.

Malditos cabrones afortunados.
Qué suerte la suya.

Yo te tuve a mi lado y te perdí

y te rompí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.