12 jul. 2016

Oscurece

Parado ante la encrucijada
de dormir en la locura
o sobrevivir en el pesimismo
sigo siendo aquel niño
con terror a perderse.

Qué vamos a hacer

Qué vamos a hacer
con esta miga de pan.
Qué vamos a hacer
con el agua estancada.
Qué vamos a hacer con el siglo XXI,
que parece el XIX en pleno Dickens.
Qué vamos a hacer
si los hermanos en miseria
nos levantamos en turba
contra nuestra imagen en la tele.

Qué vamos a hacer si el verbo hacer
en los telediarios
es sinónimo de incendiar.

Qué vamos a hacer
si nada más nacer
las tijeras son enseñanza,

si para nosotros
madrastras son maestras.

Qué será de nosotros,
hijos del espejismo.

Qué será.

Sed

Fabricaron la sed
destilando nuestro sudor,
y
nos hicieron creer
que beber de un charco
gotas
de nuestra sangre
la puede saciar.

Nana

No llores, bebé.
Te queda mucho por vivir:
los plazos de la hipoteca,
los constantes desengaños,
amores desperdiciados,
jefes que te despreciarán,
ese constante vacío interior,
el frío glaciar del futuro incierto,
ese vacío interior,
la estrechez de una vida
con libertades minúsculas,
ese vacío.

No llores, bebé,
queda mucho por venir.
Guarda tus lágrimas.

Las necesitarás.