2 nov. 2016

La criba

De esos treinta chavales de instituto
que ves ahí tan sólidos,
vivaqueando con sus carpetas bajo el brazo
seis o siete morirán en una cama de hospital
en veinte años.
Cuatro morirán en la calle pasando algo.
seis o siete serán víctimas de violencias domésticas.
Uno o dos se suicidarán bajo las ruedas
del autobús que les lleva del trabajo a casa.
Unos cuantos, muchos,
resistirán a un salvaje aburrimiento
de matrimonio y trabajo embrutecedor.
Uno de ellos sobrevivirá escribiendo necrológicas innecesarias
porque ya no es joven
y la bilis ha invadido
todo resto de ingenuidad.

1 comentario:

  1. Está claro que el tiempo va a dejarnos a todos a la altura del betún, solo que algunos esperaremos el momento bailando desnudos con una botella de whisky en la mano y escupiendo poemas como condenados y otros decidirán esperar con traje, corbata y cara de aburridos...

    ResponderEliminar

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.