19 ago. 2016

Antípodas

Estas cochinas
estúpidas lágrimas que te regalo
y que tu usas para engrasar tus aguijones

no son para ti.

Son el nacimiento del río
que habré de navegar
para llegar muy lejos.

Tan lejos
que encontraré
en las antípodas
a alguien como tú.

Quién quiere ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar, discutir, criticar, pero sé educado.