31 jul. 2015

Tu miedo, mi ira

Peces que nadan en la niebla
tu miedo mi ira.
Pájaros que horadan la tierra
tu indiferencia mi furia.

Levitan nubes como piedras.

En el desierto del malquerer
llueve plomo todos los días.

Satanás se me apareció

Satanás se apareció
a los pies de mi lecho
y con solemne y grave voz
(metióme una soberbia coz):
"Para un poco, berberecho."
Y enojado desapareció.

Pasear por la ciudad

Pasear por la ciudad
y a la vez pasear la mente.

Acabo de caer:
es diabólico que nos metan a todos
en el mismo laberinto.

30 jul. 2015

Como a un mito

John Lennon era un tipo bastante cruel.
Peter Sellers era un tipo bastante cruel.
Pablo Picasso era un tipo bastante cruel.
Alfred Hitchcock era un tipo bastante cruel.

Parece que a veces amamos los mitos
más que a las personas

porque la vida real es muy cruel.

Por eso te pido que me mitifiques.
Ámame como amas a tus mitos.

28 jul. 2015

Plegaria quejumbrosa y un tanto desabrida

Señor de los espacios infinitos:
si existes (y todo indica que no),
¿Porqué dejaste que la evolución nos hiciera tan agresivos?
¿Porqué la naturaleza le puso trompa a las mariposas?
¿Porqué los ornitorrincos?
¿Y los caballitos de mar?
Hay que tener mala hostia,
pobres caballitos de mar.

Y ya que estamos
¿porqué el agravio de la luna engañando al agua
y a las mareas?
¿porqué la rabia del céfiro y del bóreas sobre las cosechas?
¿Porqué el fútil empeño de los efímeros mosquitos?
¿Porqué, entre tantas de tus criaturas,
permites que juegue yo este eterno solitario
y encima me haga trampas?
¿Eh?

Señor, permite que te lo diga:
lo haces todo muy mal.

Poémula con aspecto de pomo (vamos, que lo emula)

Las promesas son pollos sin plumas,
hay que pensar que tendrán prisa.

Las metas son poyos de piedra
que se alejan sin andar y se paran sin detenerse.

Las amenazas son cardos borriqueros que pisas
cuando más descalzo andas o que vuelan como vilanos,
o como villanos malos que huyen.

Las mentiras, trizas de corteza con trazas de tronco.

Y las metáforas...
las metáforas unos carros de la compra descarriados,
hisopos ignotos ignífugos que arden,
tremendos mendas mendazes
que mienten mentiras como manzanas.

Como éstas, si no más.

Monólogo interior del caos, el aburrimiento y el Photoshop

Me aburro sólo
sólo me aburro.

Y pasan cosas
pero me aburro.

A ver si voy a ser un insecto en ambar gris,
a ver si toda la creatividad
se me está pudriendo en la nevera

a ver si estoy metamorfoseándome en pez globo.

Tengo el Photoshop abierto
para suavizar la superficie de tres o cuatro obsesiones,
redondear el nervio punzante (me sentó mal el café),
ponerle bigotes a la rutina (o un sobrero picudo)
o, concretemos, hacer un dibujo tonto

y nada, hoy no hay cojones ni ganas ni nada
y luego claro
me aburro, divago

y pienso que todo
todo es Photoshop,
todo retocado.

Todo mentira.

Ya no me fío de las piernas de la Johannsen
ni de las de la Schiffer
ni de la cara del senador
ni del candor de un niño
ni de que sean pichas las que vienen en vinagre
ni de los poemas de desespero
ni de los de aburrimiento

como este, que acaba plano y retocado
y que también se pudrirá en la nevera
o se convertirá en un pez globo
envuelto en ambar gris
fabricado con pixels caducados (qué cosas digo).

Mejor apago el ordenador
y me entretengo en acolchar las paredes de mi cuarto.

Eso sí sería divertido.

Tanto Photoshop, tanta fanfarria y tanta hostia...

20 jul. 2015

Rey de espacios infinitos

La cerveza.
Olvidando todo,
la cerveza.
Espuma,
pompas,
cúpulas de cristal,
planetas que se esfuman.
Órbitas.
Espuma,
pompas.

La cerveza,
ahí está todo.

La maqueta del cosmos
en mi vaso de pinta.
Y yo, cual Galileo aburrido
bebo mundos infinitos.

Peatón

Es bueno que nunca me haya sacado
el carné de conducir:

lo rojo nunca me detuvo
y en el verde me quedaría a vivir.

Anomalías de la percepción

Hay trastornos de la intensidad, el umbral perceptivo se altera en sentido positivo o negativo.

Hay traslaciones de la calidad de las sensaciones, cambios en el brillo, intensidad o color de los objetos (la mescalina puede producirlas).

Hay escisiones de la percepción, un non-sequitur de los sentidos.

Hay percepciones engañosas, ilusiones, imágenes parásitas, pseudoalucinaciones, imágenes eidéticas, percepción embotada o acentuada.

Creo que el mío es un caso agudo de extrañabilidad perceptiva: mis canales sensoriales no están afectados, mi cortex visual está sano, pero voy por la calle y alucino con todo, miro la tele y no entiendo nada.

Hoy mirando por la ventana todo me parecía absurdo.

Todo lo que veo es solamente una imitación de la realidad, un escenario, y en ocasiones veo muertos que me hablan (y otros hasta escriben).

El terapéuta (a mí me parece una marioneta) me ha dicho al oído: "Así entre tú y yo: el mundo es una alucinación creada por idiotas. Todos lo saben, pero nadie lo dice."

Me dió mis pastillas. Él también se tomó un puñado. Creo que es un buen profesional.

15 jul. 2015

Ahí estaba la vida

Tirábamos tapas de alcantarilla
a las ventanas de los bancos
porque ahí estaba la ocasión
/ y porque sí.
Nos creíamos jodidamente hostiles
estrenando melenas
porque nos gustaba.
Nos drogábamos y bebíamos
como pequeños suicidas
porque ahí estaba la vida.

Ahí, con el "Maldito sea tu nombre"
al diez en el casette del coche
aparcado frente a la iglesia.
Ahí estaba,
en los conciertos,
entre gregarios individualistas
mamando sudor y ruido de guitarras
o espantando abuelas por la calle
o entrando en masa en la disco pija
(la cara del portero era un poema)
o haciendo concursos de vómitos.

Éramos un poco patéticos, pero éramos los mejores.
Estábamos vivos.

Y ahí estaba la vida, huyendo despavorida de nosotros.
Pero éramos muy jóvenes y corríamos más que ella.


---
Para el Roge, el Cliff, el Buzo, el Johnnie, el Peti...

Verjeles y berenjenares

En el jardín del edén
en el de los caminos que se bifurcan
en el jardín de su entrepierna
(y allí ser jardinero)

en todos los jardines me quiero meter
aunque al final termino metido
en charcos y barrizales sin cuento.

Concededme al menos este mérito:
soy capaz de inundar cualquier vergel.

El ramo del amor

No hay amor sincero porque no hay amor.
Ya sabéis, el AMOR con mayúsculas,
el amor romántico
el amor pasional
el amor habitación en Roma.

Hollywood
la más devastadora campaña de publicidad.

Mi pene erecto lo dice:
mentiras
patrañas
autoengaño destructivo.

Como un Demócrito del amor
os aviso:
sólo existen hormonas
y vacío.

El resto son sólo películas.

7 jul. 2015

No tienes escapatoria

Desde las fronteras de mi mente masculina
te esperaré cuando la piscina esté vacía,
la cama fría,
la piel insensible.

Te esperaré cien años, incluso
te puedo dar cien mil años luz de ventaja.
Puedes correr más que un taquión,
ser más elusiva que un fantasma
pero de mi mente (masculina)
no
hay
escapatoria.

Ni yo la tengo
de la obsesión.